SaborGourmet.com

Cómo preparar un bizcocho de limón fácil con glaseado

Un bizcocho de limón con glaseado súper tierno y con un intenso sabor a limón, para que tenga esa combinación deliciosa de ácido y dulce tan sensacional.

Bizcocho de limón con glaseado fácil

El glaseado de limón cumple con dos funciones. Por una parte, le da más jugosidad y lo humedece, lo que es sensacional para que se mantenga con una buena textura a largo plazo (si es que os dura tanto). Por otra parte, al prepararlo con zumo de limón natural le da todavía más sabor de limón y os aseguro que eso es terriblemente impresionante. Si no queréis más sabor a limón, sólo tenéis que cambiarlo por unas gotas de agua y tendréis un toque más dulce e igual jugosidad.

Bizcocho de limón con glaseado: Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 200 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla
  • 3 huevos
  • 1 sobre de gasificante
  • Ralladura de un limón y medio

Para el glaseado:

  • 1 taza de azúcar glass (azúcar en polvo)
  • Medio zumo de limón (aproximadamente)

Bizcocho de limón con glaseado: Preparación

Pon a precalentar el horno a una temperatura de 180º mientras preparamos el resto de los ingredientes.


La mantequilla tiene que estar en pomada o puedes derretirla previamente (aunque no es la opción más preferible) en el recipiente que vayas a utilizar, mejor uno alto para poder manejar bien la masa.


A continuación añade el azúcar con los huevos y mezcla hasta que obtengas una masa espumosa.

Agrega la levadura, la harina y la ralladura de limón. Es importante que la ralladura de limón sea sólo la cáscara. hay que tener cuidado con que no vayan las zonas blancas para que no agrie el bizcocho y sólo le dé el toque cítrico. Mézclalo todo.


En un recipiente válido para el horno puedes poner un papel vegetal o ponerle mantequilla y enharinarlo para evitar que se pegue.

De cualquiera de las dos formas que hayas escogido, vierte la preparación y ponlo en el horno durante 35 o 40 minutos aproximadamente.

Una vez que lo tengas déjalo enfriar en un lugar sin corrientes. Si queremos que el bizcocho quede empapado hay que preparar un al almíbar y se echa recién salido del horno. El glaseado hay que echarlo caliente pero no quedaría el glaseado tan visible por fuera, tipo baño de color.

Cuando esté frío será el momento de preparar el glaseado, en una taza con azúcar glass añade el zumo de limón y remueve. Añádelo poco a poco, para que puedas ver si necesitas más zumo o menos para hacer un buen glaseado.


Cuando se haya mezclado bien, echa una primera capa por encima. Deja que se seque y una vez lo tengas, echa una segunda capa y listo! Para decorar, puedes añadir un poquito de cáscara de limón por encima.

Bizcocho de limón glaseado estilo Starbucks

Uno de los dulces más famosos del Starbucks es su Iced Lemon Loaf Cake, un delicioso bizcocho de limón glaseado que hemos querido preparar en casa y que está impresionantemente bueno. Una de las cosas más características de este bizcocho es su glaseado que potencia el sabor del limón. Nosotros hemos añadido algunos ingredientes en casa que no sabemos si estarán en la receta original pero os aseguro que se consigue un bizcocho de limón súper jugoso, aromático y con un sabor a limón que se mantiene en boca.

Este bizcocho de limón glaseado estilo Starbucks no es para comer todos los días, la verdad. No porque sea difícil de preparar, que vais a ver que es muy sencillo, si no porque realmente es muy calórico. Está tremendo pero tiene mucha mantequilla y mucho azúcar como para que sea un bizcocho para desayunar semanalmente. Si buscáis un bizcocho para comer con frecuencia quedaros con el anterior, éste para momentos puntuales.

Bizcocho de limón glaseado estilo Starbucks – Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 225 gr de harina
  • 110 gr de mantequilla pomada (temperatura ambiente)
  • 200 de azúcar
  • 3 huevos
  • Ralladura de 2 limones
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de levadura química (tipo royal)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal

Para el glaseado:

  • 42 gr. mantequilla pomada (no derretida)
  • 190 azúcar glas (aproximadamente)
  • 3 – 4 cucharadas de zumo de limón

Cómo hacer Bizcocho de limón glaseado estilo Starbucks

Pon el horno a precalentar a 180 grados.

Pon la mantequilla cortada en dados en el recipiente que vayas a usar para hacer la masa y añades el azúcar. Con unas varillas eléctricas comienza a mezclarlo todo bien, hasta que veas que la mantequilla está cremosa y el azúcar completamente homogéneo con ella.

Incorporas los huevos uno a uno. Primero incorporas uno y mezclas bien con las varillas hasta que está homogéneo, así con los tres.

Añade la ralladura de limón (solamente lo amarillo, no lo blanco) y el zumo. Remueve de nuevo unos instantes.

A continuación incorpora la harina, la levadura química, el bicarbonato, la sal y con ayuda de una espátula lo remueves todo con movimientos envolventes hasta que quede perfectamente homogéneo.

Vierte la masa sobre un recipiente apto para el horno. El mío es de silicona, por lo que no necesita enharinarlo ni que le ponga papel vegetal. Si el vuestro no es de silicona tendréis que forrarlo previamente para que no se pegue y podáis desmoldar bien. Mételo en el horno durante un tiempo aproximado de 35 a 40 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo, así que id comprobando cómo está desde los 35 minutos.

Cuando esté listo, déjalo reposar unos 15 minutos en el molde. Después puedes desmoldar con cuidado y lo dejas enfriar por completo sobre una rejilla.

Para preparar el glaseado mezclas en un recipiente el zumo de limón con la mantequilla en pomada, no derretida. Ve incorporando azúcar glas hasta que consigas la textura y el sabor que te gusten. Tiene que quedarte cremoso. Después vas volcando el glaseado sobre el bizcocho y lo extiendes de forma uniforme. Después lo dejas enfriar en la nevera hasta que se solidifique y ya podrás cortarlo para servir.

Para conservarlo bien mételo en un recipiente hermético, puede durar bien 4 o 5 días (si no os lo habéis comido antes) o podéis congelarlo. No se recomienda meterlo en la nevera para conservarlo puesto que se seca más rápido.

Otras recetas que pueden resultarte interesantes son:

4.34 / 5
4.34 - 9 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

×